Con el inicio rápido habilitado es posible que no estés realmente apagando el PC

De forma predeterminada, Windows 10 habilita algo llamado "Inicio rápido". Por el sonido de esto, arranque rápido parece una buena cosa. Se supone que arrancará el PC más rápido después de apagarlo. Teniendo en cuenta las capacidades de hardware de las computadoras hoy en día, la gente no apaga sus PC a menudo. Por supuesto, muchos usuarios todavía creen que deben apagar su PC.

Los beneficios de esto son un debate aparte pero si prefieres apagar tu PC y ejecutar Windows 10 con el inicio rápido habilitado, realmente no estás apagando el PC. El botón Apagar apaga el sistema en un estado que es una combinación de hibernación y apagado completo. Para que realmente se apague, tienes que deshabilitar el inicio rápido en Windows 10. He aquí cómo.

Abre el Panel de control y ve a Hardware y sonido > Opciones de energía. Haz clic en "Elegir el comportamiento de los botones de encendido/apagado" de la izquierda. Haz clic en "Cambiar la configuración actualmente no disponible". Necesitarás derechos administrativos para proceder más allá de este punto.

opciones de energía en Windows 10

configuración no disponible

En la siguiente pantalla, desactiva la opción "Activar inicio rápido" y haz clic en "Guardar cambios".

desactivar inicio rápido en Windows 10

No estamos diciendo que el arranque rápido es necesariamente una mala cosa. Tiene sus ventajas, arranque rápido no siendo la menor de ellas. Es una cuestión de cómo usar el sistema y si deseas que realmente se apague cuando hagas clic en el botón de apagar.

El inicio rápido no afecta al reinicio. Al reiniciar el sistema, ciertamente se apaga correctamente y luego se inicia de nuevo. Esta configuración es importante porque uno de los métodos más comunes de solución de problemas para un PC es apagarlo y reiniciarlo. El método es a menudo eficaz pero, con el inicio rápido habilitado, es posible que no estés realmente apagando el PC. Si desactivas el inicio rápido en Windows 10, notarás que tarda un poco más en comenzar pero el PC también podría experimentar un mejor rendimiento.

Actualización 27 de mayo de 2019

Como bien nos indica Javier en los comentarios, desde la actualización de mayo de Windows 10 las opciones de comportamiento de los botones de inicio/apagado han cambiado de lugar, ahora hay que seguir los pasos siguientes:

Desde el Panel de Control ve a "Hardware y sonido"

panel de control de Windows 10

Luego a "Opciones de energía"

opciones de energía en Windows 10

Aquí aparecen las diferentes posibilidades para el equipo:

inicio o apagado en Windows 10

Entre otras opciones está "Elegir el comportamiento de los botones de inicio/apagado", al pinchar aparece la siguiente pantalla:

inicio o apagado en Windows 10, detalle

Donde podemos elegir la configuración de los botones y la tapa de inicio/apagado y de suspensión. La check-box de "Activar inicio rápido" aparece gris, no se puede cambiar. Hay que acceder primero arriba en "Cambiar la configuración actualmente no disponible"


Recibe gratis nuevos artículos por email:
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Somos apañados (ñ)
Suscribete