Podría cambiar la forma en que los científicos entienden la biología

Un nuevo y extremadamente sensible método de medición de ultrasonido podría revolucionar todo, desde dispositivos médicos hasta vehículos no tripulados.

Investigadores de la Universidad de Queensland han combinado modernas técnicas de nanofabricación y nanofotónica para construir sensores ultrasónicos ultraprecisos en un chip de silicona.

El profesor Warwick Bowen, de la Iniciativa de Detección de Precisión de la UQ y el Centro Australiano para Sistemas de Ingeniería Cuántica, dijo que el desarrollo podría dar paso a una serie de nuevas emocionantes tecnologías.

"Este es un gran paso adelante, ya que la medición precisa de ultrasonido es crítica para una variedad de aplicaciones", dijo.

"Los ultrasonidos se utilizan para la ecografía médica, a menudo para examinar a las mujeres embarazadas, así como para la obtención de imágenes biomédicas de alta resolución para detectar tumores y otras anomalías. También se usa comúnmente para aplicaciones espaciales, como en la imagen de sonar de objetos submarinos o en la navegación de vehículos aéreos no tripulados. Mejorar estas aplicaciones requiere sensores más pequeños y de mayor precisión y, con esta nueva técnica, eso es exactamente lo que hemos podido desarrollar".

La tecnología es tan sensible que puede escuchar, por primera vez, las minúsculas fuerzas aleatorias de las moléculas de aire circundantes.

arquitectura del dispositivo de ultrasonidos

"Hemos desarrollado un detector de ultrasonido casi perfecto, llegando a los límites de lo que la tecnología es capaz de lograr. Ahora podemos medir ondas de ultrasonido que aplican fuerzas pequeñas, comparables a la fuerza gravitacional en un virus, y podemos hacer esto con sensores de menos de un milímetro de ancho", dijo el profesor Bowen.

El líder de la investigación, el Dr. Sahar Basiri-Esfahani, ahora en la Universidad de Swansea, dijo que la precisión de la tecnología podría cambiar la forma en que los científicos entienden la biología.

"Pronto tendremos la capacidad de escuchar el sonido emitido por bacterias y células vivas", dijo.

"Esto podría mejorar fundamentalmente nuestra comprensión de cómo funcionan estos pequeños sistemas biológicos. Una comprensión más profunda de estos sistemas biológicos puede conducir a nuevos tratamientos, por lo que esperamos ver qué aplicaciones futuras surgen".

La investigación se publica en Nature Communications: Precision ultrasound sensing on a chip

Comments (0)

There are no comments posted here yet

Leave your comments

  1. Posting comment as a guest.
Attachments (0 / 3)
Share Your Location


Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Somos apañados (ñ)
Suscribete