El modo incógnito no te convertirá en anónimo en línea

Una VPN funciona al enrutarte a través de una conexión encriptada llamada túnel seguro

Las VPN y el modo incógnito son dos de las herramientas más populares para la privacidad en línea. Una VPN hace que sea más difícil rastrearte mientras navegas, mientras que el modo de incógnito te brinda un navegador nuevo que no recuerda tu historial y no lo revelará a los sitios web mientras navegas en la VPN.

¿Qué es el modo incógnito?

La navegación privada tiene muchos nombres, incluido InPrivate en Microsoft Edge y el modo incógnito en Google Chrome. Su propósito es darle amnesia temporal a tu navegador. Siempre que estés en modo incógnito, el navegador no almacenará los datos de los sitios que visitas: sin direcciones, sin cookies, sin los datos que ingresaste, nada.

El modo incógnito también te brinda un estado nuevo del navegador sin cookies. Por lo tanto, si has iniciado sesión en Facebook en la ventana de tu navegador normal, puedes abrir una ventana en modo incógnito y Facebook no te verá como conectado mientras navegas con esa ventana.

Cuando navegas en modo incógnito, nada de lo que hagas en tu navegador será recordado por tu propio navegador. Las páginas web que visites no aparecerán en tu historial ni aparecerán en la pestaña "visitadas recientemente". Si inicias sesión en un sitio web, todo lo que tienes que hacer es cerrar la ventana y tu navegador olvidará que iniciaste sesión.

Sin embargo, esto es todo lo que puede hacer la navegación privada, y tu navegador generalmente te dirá lo mismo cuando ingreses al modo privado.

modo incógnito en Chrome

Si bien ninguno de tus datos de navegación se almacenan en tu computadora, esto no significa que se borren en el otro extremo. Los sitios web que visitas aún pueden ver tu dirección IP, tu proveedor de servicios de Internet (ISP) aún puede ver tu actividad y los administradores del sistema en tu lugar de trabajo aún sabrán lo que estabas haciendo cuando se suponía que debías estar trabajando. El modo incógnito y otros modos de navegación privada no te convertirán en anónimo en línea.

¿Qué es una VPN?

Aquí es donde entran en juego las VPN. Cuando te conectas a una VPN, esta se conectará a Internet mediante un servidor privado, lo que hará que parezca que ese servidor está accediendo a un sitio web en lugar de a ti. En otras palabras, los sitios web a los que accedas no verán tu dirección IP real. Verán la dirección IP de la VPN.

Esto mejora tu privacidad general mientras navegas, con la ventaja adicional de que puedes falsificar tu ubicación en cualquier parte del mundo donde tu VPN tenga servidores. Los sitios web te verán navegando desde la región del servidor VPN en lugar de tu propia ubicación física. Esto te permite eludir las restricciones regionales en, por ejemplo, Netflix, o utilizar la banca en línea durante las vacaciones. También es una excelente manera de evitar la censura y el seguimiento en línea en países represivos.

Todo eso hace que las VPN sean populares entre una amplia gama de usuarios, incluidas personas comunes a las que les gusta su privacidad, activistas de derechos humanos que viven bajo regímenes represivos y personas que usan BitTorrent para descargar las últimas películas.

Las brechas en la seguridad de las VPN

Una VPN funciona al enrutarte a través de una conexión encriptada llamada túnel seguro. Tu ISP o un administrador de red pueden ver que te estás conectando a un servidor externo, la VPN, pero no a qué sitios web estás conectado más allá de eso. Esta parte del proceso funciona a la perfección, ya que los túneles generalmente utilizan cifrado de extremo a extremo.

Sin embargo, usar una VPN no garantiza el anonimato total. Si bien tu conexión está oculta, si permaneces conectado a tus redes sociales o cuentas de Google, aún pueden rastrearte. En otras palabras: si inicias sesión en Google, te conectas a una VPN y luego sigues usando tu navegador normal donde iniciaste sesión en Google, por supuesto, Google aún sabe quién eres. Las cookies del navegador guardadas en tu navegador también se pueden utilizar para rastrearte. (El modo incógnito te brinda un estado limpio del navegador, evitando estos problemas).

Aquí está el elefante en la cacharrería: el servicio VPN que estás utilizando puede ver todo lo que estás haciendo mientras esté activo.

En cierto modo, estás intercambiando el seguimiento de tu ISP o tu jefe por el seguimiento de tu VPN. Sin embargo, como parte de tu paquete, la mayoría de las VPN prometen eliminar periódicamente sus registros, el historial de las conexiones que ha realizado cualquier usuario. Esto generalmente se anuncia como una política de "no registro" y, en papel, significa que la VPN no tiene ningún registro de ti ni de tus actividades. Esto significa que no puede compartir esa información con tu ISP, anunciantes, autoridades policiales o cualquier otra persona que desee saber lo que has estado haciendo.

En la práctica, sin embargo, no todas las VPN son iguales en este sentido. Por ejemplo, en 2017, PureVPN pudo ayudar al FBI a atrapar a un acosador cibernético porque, si bien no registró la actividad de los usuarios, sí registró las direcciones IP de los usuarios (desde entonces ha cambiado esta política). Las VPN son un poco una caja negra, al igual que las empresas que las respaldan, lo que puede dificultar la determinación de qué VPN elegir. En general, recomendamos que las personas lean la política de privacidad y verifiquen un poco el servicio antes de registrarse.

Estás depositando mucha confianza en la VPN que elijas, así que investiga primero.

Cómo usar a la vez una VPN y una navegación privada

Si bien las VPN y el modo incógnito pueden no compartir ninguna funcionalidad, funcionan muy bien juntos. Muchas de las lagunas en la seguridad de las VPN se pueden llenar con el modo de incógnito, mientras que las VPN cubren las deficiencias de la función de incógnito. Usarlas en conjunto significa que estás dificultando que terceros te rastreen y, al mismo tiempo, proteges tu privacidad de cualquier persona con la que compartas tu computadora.

Por ejemplo, en una ventana de navegación privada, no iniciarás sesión en tus cuentas de Google o Facebook, y también se eliminarán las cookies que hayas recopilado durante la navegación.

Al mismo tiempo, los sitios web a los que te conectas no pueden ver tu dirección IP real y tu proveedor de servicios de Internet no puede ver a qué sitios web te estás conectando.

Esto te permite navegar en relativo anonimato, aunque todavía confías en el proveedor de VPN.

Si bien ni las VPN ni el modo incógnito pueden garantizar una privacidad total, usarlos juntos te acerca mucho más que solo usar uno.

Comments (0)

There are no comments posted here yet

Leave your comments

  1. Posting comment as a guest.
Attachments (0 / 3)
Share Your Location


Recibe gratis nuevos artículos por email:
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Somos apañados (ñ)
Suscribete