Cualquier foto puede revelar dónde vives o en qué trabajas

Las redes sociales pueden ser una fuerza para el bien, pero solo si las usas de manera responsable. Compartir demasiada información o cosas incorrectas puede dejarte expuesto al acoso, ataques del mundo real y otras consecuencias que preferirías evitar. Aquí detallamos algunas cosas que nunca debes publicar en las redes sociales.

Tarjetas de vacunación y otra información médica

Mucha gente está publicando fotos de sus "tarjetas de vacunación" para celebrar la puesta de la vacuna para la COVID-19. Si bien vacunarse es indudablemente algo bueno, compartir información médica en línea no lo es.

Las tarjetas de vacunación, en particular, pueden revelar todo tipo de información personal, incluido tu nombre completo (que podría no figurar en tu perfil) y tu fecha de nacimiento. Dependiendo de dónde te encuentres en el mundo, la tarjeta puede incluir otra información, como tu dirección e información del seguro.

El fraude de identidad es un problema creciente en el mundo digital. Los estafadores pueden intentar utilizar esta información para abrir tarjetas de crédito, obtener préstamos hipotecarios, alquilar automóviles y presentar en tu nombre otras solicitudes potencialmente dañinas.

Este tipo de fraude puede seguirte durante años y dificultar la obtención de préstamos para la vivienda o el automóvil y solicitar propiedades de alquiler. Incluso puede afectar tus perspectivas laborales. En algunos casos, podrías ser responsable de préstamos y compras que nunca realizaste.

Cualquier cosa que revele dónde vives

Incluso si conoces personalmente a todas las personas de las que eres amigo en Facebook, debes evitar publicar tu dirección. Si alguien necesita saber dónde vives, puedes decírselo en privado. Desafortunadamente, muchas personas revelan esta información accidentalmente y la mayoría ni siquiera se dan cuenta de que lo han hecho.

En particular, las fotos pueden decir mucho sobre el lugar donde vives. Es una mala idea publicar imágenes de tu calle, la vista fuera de la puerta de entrada o una ventana, o fotos del frente de tu residencia. Las selfies tomadas en tu cocina pueden tener de fondo correo u otros documentos con tu dirección completa.

A menudo, al publicar imágenes desde un dispositivo móvil con una pantalla pequeña, es fácil pasar por alto esta reveladora información en segundo plano. A veces, un recorte más ajustado de una imagen es todo lo que se necesita para evitar hacerse daño a sí mismo. Revelar tu dirección podría comprometer tu seguridad y dejarte expuesto al acoso o acecho en el mundo real.

A menudo, instituciones como bancos y aseguradoras utilizan tu dirección para confirmar tu identidad por teléfono. Combinado con tu nombre completo y fecha de nacimiento, se puede usar una dirección física para realizar ataques de ingeniería social en tus cuentas bancarias, servicio telefónico y más.

No puedes asumir que todos los que son amigos tienen buenas intenciones. Algunas cuentas pueden caer en las manos equivocadas y es posible que algunas personas no estén a la altura de tus expectativas.

Selfies y fotos que delatan demasiado

Cualquier foto tomada dentro de tu casa podría revelar más información de la que te gustaría revelar a tus amigos y seguidores. Podría ser un diploma de posgrado que tienes colgado en la pared que muestra tu nombre completo y credenciales, o algo escrito en una pizarra en tu oficina.

Esto no tiene que ser un secreto comercial o tu número de la seguridad social; podría ser simplemente un artículo vergonzoso que hayas olvidado guardar. Si tienes cuidado de no compartir imágenes de tus hijos u otros miembros de la familia, asegúrate de no publicar nada con fotos enmarcadas de fondo.

Las nuevas compras y las posesiones costosas también son motivo de preocupación. Piensa en los artículos de tu hogar y en lo que dicen de ti. Además, considera dónde guardas tus objetos de valor y si tu casa es un objetivo valioso para los ladrones. Por ejemplo, el estante para llaves en tu cocina también muestra a un posible ladrón cómo podría robarte tu automóvil.

Planes de viajes y vacaciones

maleta de viaje

Ya sea que salgas de la ciudad durante el fin de semana o viajes aún más lejos durante algunas semanas, puede ser tentador hablar sobre tu viaje en las redes sociales. Desafortunadamente, existe un peligro muy real de hacer esto y está implicado en un número creciente de robos.

Publicar sobre tus viajes es algo que es mejor guardar para después de tu viaje. Si compartes actualizaciones sobre un viaje que estás realizando actualmente, estás anunciando efectivamente a tus seguidores que no estás en casa. Si tienes una pareja o hijos que viven contigo en casa y aparecen en tu selfie del aeropuerto, les estás diciendo a tus seguidores que probablemente tu casa esté vacía.

Esto también puede suceder en una escala más pequeña, por ejemplo, si te quedas atrapado en algún lugar durante la noche debido a cierres de carreteras o eventos climáticos, publicar con anticipación sobre tu viaje les da a los invasores domésticos la oportunidad de prepararse.

Facebook, Instagram, Twitter y otras redes también te permiten etiquetar tus publicaciones con ubicaciones físicas. Incluso si no has anunciado que te irás, no es aconsejable publicar sobre "pasar la próxima semana junto a la piscina" en una ciudad, estado o país que esté a kilómetros de casa.

Si no puedes contenerte, comparte en privado actualizaciones con un grupo selecto de amigos en los que confías y lejos de las redes sociales. Luego, cuando llegues a casa, puedes publicar algunas imágenes seleccionadas para dar a conocer tu viaje sin comprometer la seguridad del hogar.

Información sobre tu rutina diaria

La mayoría de los robos tienen lugar durante el día cuando la mayoría de las personas están fuera de la casa en el lugar de trabajo. Si bien la categoría de tu trabajo puede revelar gran parte de tu rutina (especialmente si eres un trabajador por turnos que trabaja en el comercio minorista o la hostelería), compartir demasiada información podría ponerte en riesgo de que te roben.

Resiste la tentación de publicar sobre cómo estás "encerrado en el trabajo hasta las 7", ya que esto informa a los seguidores que no estarás la mayor parte del día. Incluso es una mala idea publicar en una lista de Facebook Marketplace que los compradores interesados deben llamar "después de las 7 o los fines de semana", especialmente si existe la posibilidad de que alguien pueda averiguar dónde vives en función de las fotos proporcionadas con la lista.

No todo el mundo está contento de publicar fotos de sus hijos en línea por una multitud de razones, pero revelar que un niño en edad escolar vive en tu casa revela más información sobre tu rutina, como cuándo podrías recoger o dejar a los niños en la escuela.

Contenido que podría hacer que te despidan

Vale la pena tener en cuenta que cualquier cosa que publiques en las redes sociales podría volver a molestarte. Incluso si confías en tus seguidores, las cuentas pueden verse comprometidas y pueden ocurrir filtraciones. Podría ser un simple caso de compartir accidentalmente algo públicamente en lugar de restringirlo solo a tus amigos, lo que te ponga en problemas.

Debes adaptar tus actualizaciones sociales a tu audiencia y publicar cosas que no te importaría que tus amigos cercanos o lejanos sepan de ti. Incluso si no eres amigo de tu jefe o compañeros de trabajo en Facebook, existe la posibilidad de que tus seguidores sepan dónde trabajas y con quién trabajas.

Facebook post

Las fotos vergonzosas que se tomaron el fin de semana (o hace décadas) pueden hacer que un empleador se pregunte por qué te contrató, pero al menos puedes revisar y aprobar cualquier etiqueta de foto hecha por otras personas.

Los comentarios negativos sobre un empleador son, por supuesto, una preocupación, al igual que las actualizaciones sobre tu deseo de encontrar un nuevo trabajo. Las fotos tomadas en la oficina que divulgan las identidades de tus compañeros de trabajo o revelan en qué estás trabajando probablemente tampoco deberían compartirse.

Las redes sociales deberían ser divertidas

Gran parte de este consejo asume lo peor de las personas de las que eres "amigo" en las redes sociales. En la mayoría de los casos, tus amigos realmente son tus amigos y probablemente no te atacarán en un robo ni utilizarán una tarjeta de crédito a tu nombre.

Pero compartir en exceso es un problema de la era digital que tiene consecuencias en el mundo real. Es por eso que debes examinar cuidadosamente cómo interactúas con las redes sociales para asegurarte de estar lo más seguro posible mientras estás en línea.

Comments (0)

There are no comments posted here yet

Leave your comments

  1. Posting comment as a guest.
Attachments (0 / 3)
Share Your Location


Recibe gratis nuevos artículos por email:
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Somos apañados (ñ)
Suscribete

Más leído