Quic promete reducir el tiempo de espera de los resultados de búsqueda web

En el horizonte desde hace ocho años, el reemplazo planeado por Google para el Protocolo de Control de Transmisión (TCP por sus singlas en inglés), Quic, parece estar finalmente en marcha. De hecho, a principios de esta semana el Grupo de trabajo de ingeniería de Internet (IETF) publicó Quic como estándar para la red mundial. Si tiene éxito, este protocolo podría reemplazar a TCP, que ha dominado el espacio de transmisión de Internet desde 1974.

De hecho, los servicios en línea y los navegadores web ya llevan años experimentando con esta tecnología. Sin embargo, ahora que IETF ha lanzado oficialmente el estándar, los usuarios globales podrían estar más inclinados a realizar una transición completa a Quic (Quick UDP Internet Connections o Conexiones UDP rápidas en Internet).

Google reveló por primera vez Quic como una adición de prueba a su navegador Chrome en 2013. Dicho esto, dada la intrincada cantidad de datos, dispositivos, programas y servicios involucrados en la infraestructura y los protocolos de transmisión de Internet heredados, Quic ha tardado bastante en desarrollarse.

Aún así, a medida que el mundo avanza y nuestra Internet debe adaptarse para administrar más y más datos, actualizaciones como Quic, HTTPS para comunicaciones seguras y criptografía post-cuántica para salvaguardar los datos de posibles computadoras cuánticas futuras, así como el IPv6 actualizado, todas han sido iniciativas para adaptarse a un mundo virtual de rápido crecimiento con usuarios y dispositivos en aumento.

De hecho, Google ya ha informado que Quic promete reducir el tiempo de espera de los resultados de búsqueda web en un ocho por ciento en las PC y en un cuatro por ciento en los teléfonos. De manera similar, Quic también parece reducir el tiempo de almacenamiento en búfer de los videos de YouTube en un 18 por ciento en PC y en un 15 por ciento en dispositivos móviles.

En esencia, Quic colabora con TCP e IP (Protocolo de Internet) para enviar datos de un dispositivo informático a otro a través de la Web. TCP siempre ha funcionado segmentando datos en paquetes y asegurando que esos paquetes lleguen a su destino de acuerdo con la infraestructura de enrutamiento de Internet. En pocas palabras, estas conexiones han sido diseñadas para resistir incluso ataques nucleares, capaces de recuperar paquetes de datos que se pierden en la transmisión debido a importantes interferencias.

Por otro lado, Quic utiliza el beneficio adicional del Protocolo de Datagramas de Usuario (UDP), la contraparte más rápida pero sin conexión de TCP que carece del mecanismo de recuperación de datos de este último. Para lograr la velocidad de UDP y mantener la seguridad de los datos de TCP, Quic emplea su propia función de recuperación, que opera más rápido que la utilizada por TCP.

Además, Quic también establece conexiones encriptadas más rápido que TCP mientras sigue trabajando con el mismo estándar HTTP que siempre han usado los navegadores. Esta doble ventaja no solo mejorará la seguridad de la transmisión, sino que también reducirá el tiempo que tarda un navegador en cargar páginas web.

Finalmente, Quic incluso hace la transición entre redes más fácil, como cuando los usuarios cambian de Wi-Fi doméstico a datos móviles.

Comments (0)

There are no comments posted here yet

Leave your comments

  1. Posting comment as a guest.
Attachments (0 / 3)
Share Your Location


Recibe gratis nuevos artículos por email:
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Somos apañados (ñ)
Suscribete

Más leído