Las cuentas falsas manipulan constantemente lo que ves en las redes sociales. Así es cómo

Las cuentas falsas manipulan constantemente lo que ves en las redes sociales. Así es cómo
Cuentas falsas
Modificado por última vez en Domingo, 05 Julio 2020 20:52
(0 votos)

Toda la sociedad está siendo manipulada sutilmente para creer que están en lados opuestos de muchos problemas

Las plataformas de redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram comenzaron como una forma de conectarse con amigos, familiares y personas de interés. Pero cualquiera sabe que en estos días las redes sociales son cada vez más un panorama divisivo.

Sin duda habrás escuchado informes de que los piratas informáticos e incluso los gobiernos extranjeros están utilizando las redes sociales para manipularlas y realizar ataques. Te preguntarás cómo es posible. Como profesora de informática que investiga las redes sociales y la seguridad, Jeanna Matthews puede explicar y ofrecer algunas ideas sobre lo que puedes hacer al respecto.

Bots y títeres de calcetín

Las plataformas de redes sociales no solo te transmiten las publicaciones de las cuentas que sigues. Usan algoritmos para seleccionar lo que ves basado en parte en "me gusta" o "votos".

Se muestra una publicación a algunos usuarios, y cuanto más reaccionen esas personas, positiva o negativamente, más se destacará a los demás. Lamentablemente, las mentiras y el contenido extremo a menudo generan más reacciones y, por lo tanto, se propagan rápida y ampliamente.

¿Pero quién está haciendo esta "votación"? A menudo es un ejército de cuentas, llamadas bots, que no corresponden a personas reales. De hecho, están controladas por hackers, a menudo del otro lado del mundo. Por ejemplo, los investigadores han informado que más de la mitad de las cuentas de Twitter que discuten sobre el COVID-19 son bots.

Como investigadora de redes sociales, Matthews ha visto miles de cuentas con la misma foto de perfil con "me gusta" en publicaciones al unísono. Ha visto cuentas publicadas cientos de veces al día, mucho más de lo que un ser humano podría. Ha visto una cuenta que dice ser una "esposa del ejército patriótico estadounidense" de Florida que publica obsesivamente sobre inmigrantes en inglés, pero cuyo historial de cuentas mostró que solía publicar en ucraniano.

Las cuentas falsas como esta se llaman "títeres de calcetín (sock puppets en inglés)", lo que sugiere una mano oculta que habla a través de otra identidad. En muchos casos, este engaño se puede revelar fácilmente con un vistazo al historial de la cuenta. Pero, en algunos casos, hay una gran inversión para hacer que las cuentas de títeres de calcetines parezcan reales.

Por ejemplo, Jenna Abrams, una cuenta con 70.000 seguidores, fue citada por medios de comunicación como The New York Times por sus opiniones xenófobas y de extrema derecha, pero en realidad fue un invento controlado por la Agencia de Investigación de Internet, una granja de trolls financiada por el gobierno ruso y no una persona viva y que respira.

Sembrando el caos

A los trolls a menudo no les importan tanto los problemas como a crear división y desconfianza. Por ejemplo, los investigadores en 2018 concluyeron que algunas de las cuentas más influyentes en ambos lados de los temas divisivos, como Black Lives Matter y Blue Lives Matter, estaban controladas por granjas troll.

Más allá de avivar el desacuerdo, los trolls quieren alentar la creencia de que la verdad ya no existe. Divide y conquistaras. Desconfía de cualquiera que pueda servir como líder o voz confiable. Cortar la cabeza. Desmoralizar. Confundir. Cada uno de estos es una devastadora estrategia de ataque.

Incluso como investigadora de redes sociales, Matthews subestima el grado en que su opinión es moldeada por estos ataques. Ella cree que es lo suficientemente inteligente como para leer lo que quiero, descartar el resto y alejarse ilesa.

Aún así, cuando ve una publicación que tiene millones de Me gusta, una parte de ella piensa que debe reflejar la opinión pública. Los canales de medios sociales que ve se ven afectados y, además, afectan las opiniones de los verdaderos amigos, que también están influenciados.

Toda la sociedad está siendo manipulada sutilmente para creer que están en lados opuestos de muchos problemas cuando existe un terreno común legítimo.

Matthews se ha centrado principalmente en ejemplos basados en Estados Unidos, pero los mismos tipos de ataques se están desarrollando en todo el mundo. Al volver las voces de las democracias entre sí, los regímenes autoritarios pueden comenzar a parecer preferibles al caos.

Las plataformas han tardado en actuar. Lamentablemente, la mala información y la desinformación impulsan el uso y son buenas para los negocios.

La falta de acción a menudo se ha justificado con preocupaciones sobre la libertad de expresión. ¿La libertad de expresión incluye el derecho a crear 100.000 cuentas falsas con el propósito expreso de difundir mentiras, división y caos?

Tomando el control

Entonces, ¿qué puedes hacer tu al respecto? Probablemente ya sepas comprobar las fuentes y las fechas de lo que lees y reenvías, pero no son suficientes los consejos de alfabetización mediática con sentido común.

Primero, usa las redes sociales de manera más deliberada. Elige ponerte al día con alguien en particular, en lugar de consumir solo el canal predeterminado.

Puede que te sorprenda ver lo que te has estado perdiendo. Ayuda a tus amigos y familiares a encontrar tus publicaciones utilizando funciones como fijar mensajes clave en la parte superior de tu muro.

Segundo, presionar a las plataformas de redes sociales para que eliminen las cuentas con claros signos de automatización. Solicita más controles para administrar lo que ves y qué publicaciones se amplifican. Solicita más transparencia sobre cómo se promocionan las publicaciones y quién coloca los anuncios. Por ejemplo, quejarse directamente aquí de las noticias de Facebook o decirle a los legisladores sobre tus preocupaciones.

Tercero, ten en cuenta los problemas favoritos de los trolls y desconfía de ellos. Pueden estar más interesados en crear caos, pero también muestran claras preferencias sobre algunos temas.

Por ejemplo, los trolls quieren reabrir rápidamente economías sin una administración real para aplanar la curva del COVID-19. También apoyaron claramente a uno de los candidatos presidenciales de EE. UU. de 2016 sobre el otro. Vale la pena preguntarse cómo estas posiciones podrían ser buenas para los trolls rusos, pero malas para ti y tu familia.

Quizás lo más importante, usa las redes sociales con moderación, como cualquier otra sustancia adictiva y tóxica, e invierte en conversaciones de construcción de la comunidad más reales. Escucha a personas reales, historias reales y opiniones reales, y construye desde allí.

Jeanna Matthews es profesora titular de informática en la Universidad de Clarkson.


Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí

Deja tus comentarios

  1. Publicar comentario como invitado. Regístrate o ingresaa tu cuenta
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación
close

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.