Cualquier objeto podrá ser parte de la Internet de las Cosas

Cualquier objeto podrá ser parte de la Internet de las Cosas
Etiquetas RFID, o de identificación por radiofrecuencia
Modificado por última vez en Jueves, 11 Abril 2019 09:49
(0 votos)

La tecnología podría ayudar en el cuidado de personas mayores, con sensores en toda la casa

Con el nuevo sistema IDAct de RFID podrías detectar cambios en la alimentación, el sueño o la medicación

Sartenes, frascos de pastillas, colchonetas de yoga, tazas de café e innumerables otros objetos no electrónicos podrían convertirse en una red de sensores de Internet de las Cosas (IoT, Internet of Things) con una nueva tecnología basada en RFID, o identificación por radiofrecuencia (del inglés Radio Frequency Identification), de la Universidad de Michigan (UM).

El sistema, llamado IDAct, cierra la brecha entre los 14,2 mil millones de dispositivos electrónicos "inteligentes" que se consideran actualmente parte de la Internet de las Cosas y los cientos de miles de millones de objetos no inteligentes.

Los investigadores de la UM dicen que es un paso clave para crear una experiencia de IoT realmente inmersiva.

"Imagine un mundo en el que su frasco de pastillas haga un seguimiento de su ingesta de medicamentos y un vaso de agua supervise su nivel de hidratación", dijo Alanson Sample, profesor asociado de ingeniería eléctrica y ciencias de la computación y autor de un artículo presentado recientemente en la Conferencia IEEE RFID en Phoenix.

"Incluso su esterilla de yoga sería consciente de sus ejercicios y podría ajustar en consecuencia la iluminación, la temperatura y la música de fondo".

La tecnología también podría tener aplicaciones en el cuidado de personas mayores, donde se podría usar para monitorear discretamente los medicamentos y las actividades diarias, ayudando a las personas mayores a permanecer independientes por más tiempo sin la necesidad de una costosa e invasiva atención.

Al usar lectores RFID y etiquetas RFID sin batería que cuestan solo unos centavos, IDAct puede detectar la presencia y el movimiento de las personas en una habitación y detectar el movimiento de objetos con suficiente detalle para determinar, por ejemplo, si ha movido un frasco de pastillas o ha cocinado una comida. Las etiquetas en forma de pegatina se pueden adjuntar a casi cualquier objeto, y los lectores RFID se pueden integrar en objetos cotidianos como bombillas.

"Dada la ubicuidad de estos objetos, existen oportunidades significativas para mejorar sus capacidades de detección y crear aplicaciones interactivas a su alrededor", dijo Hanchuan Li, un ex investigador graduado en ciencias de la computación e ingeniería en la Universidad de Washington y autor principal del artículo.

En un reciente estudio, la tecnología detectó con precisión actividades específicas en más del 96 por ciento del tiempo.

control de presencia en una habitación

"Podrías imaginar herramientas de asistencia que podrían ayudar a las personas mayores a permanecer en sus propios hogares por más tiempo al monitorear sus actividades diarias con esta tecnología", dijo Sample. "Podrías detectar cambios en la alimentación, el sueño o la medicación, por ejemplo, antes de que la situación se deteriore y termines en la sala de emergencias".

Las etiquetas RFID se han utilizado durante años para rastrear objetos en aplicaciones de reparto y prevención de robo. Las etiquetas absorben la suficiente energía electromagnética de la señal del lector para transmitir un código simple y único. En el pasado, el lector simplemente tomaba este código para identificar si el objeto estaba presente o no, encendido o apagado, daba o no daba señal.

IDAct mejora esto al proporcionar una lectura más matizada de la señal de las etiquetas RFID. Puede detectar diminutas fluctuaciones en la señal que regresa de las etiquetas para detectar cuándo se mueve un objeto o si una persona lo está tocando. También puede detectar cambios en el campo electromagnético de una habitación para inferir, por ejemplo, cuando un humano está presente.

"Cada objeto causa interferencia electromagnética de una manera específica", dijo Sample. "Podemos usar esa información, junto con la información de las etiquetas RFID, para obtener una imagen muy detallada de lo que está sucediendo en un espacio determinado".

Estas señales mejoradas se analizan luego mediante un algoritmo de aprendizaje automático ejecutado por una computadora en el sitio para inferir lo que está sucediendo en una habitación. En la fase de prueba, este procesamiento se realizó en una computadora portátil, pero Sample prevé que el hardware necesario eventualmente se integrará en el propio lector RFID.

El equipo probó la tecnología al equipar a un voluntario del departamento con una serie de lectores RFID y luego etiquetar los objetos del hogar con etiquetas RFID (imagen de más arriba). Recolectaron 26 horas de datos de cada sala mientras el usuario estaba presente, y también recolectaron como control dos horas de datos de las salas vacías.

El equipo planea ahora buscar socios de la industria que podrían desarrollar la tecnología para su uso en entornos de cuidado de ancianos. Sample y Li desarrollaron la tecnología con Shwetak Patel en la Universidad de Washington y Chieh-yih Wan y Raul Shal de Intel Corp.

El documento se titula "IDAct: Towards Unobtrusive Recognition of User Presence and Daily Activities"


Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí

Deja tus comentarios

  1. Publicar comentario como invitado. Regístrate o ingresaa tu cuenta
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación