Diseñado nuevo símbolo para sustituir "the"

Modificado por última vez en Domingo, 11 Agosto 2013 00:50
(0 votos)

ligadura th

Este proyecto de vanidad falla porque no se puede dirigir la cultura

Un empresario australiano, conocido por sus restaurantes, ha sorprendido al mundo del diseño mediante la creación de una ligadura para sustituir la palabra "the".

Podría ser una broma hasta que escuche que Paul Mathis gastó, según estimaciones, entre $34.000 y $68.000 USD en desarrollar su símbolo, dejando al mundo de diseño en shock preguntando, "¿Cómo diablos gastó en eso $ 34,000?".

Su inspiración al parecer, fue el signo que erróneamente creyó que es un símbolo "and". El signo, que es una ligadura de 'e' y 't', se deriva del latín, popularizado por el francés, y ha estado en uso por lo menos desde el siglo segundo dC.

Hay numerosos problemas con la ligadura propuesta por el Mr.Mathis, la primera y más importante es que no es una ligadura de "the" es una ligadura de "th".

De consideración secundaria es el hecho de que los caracteres no se prestan como una ligadura. El propósito de la ligaduras es el aumento de la legibilidad donde el espaciado entre letras es tal que chocan las partes de los caracteres, como el brazo de una "f" y el punto sobre la 'i'.

Otra defecto del diseño viene si tenemos en cuenta las relaciones relativas de los caracteres en mayúsculas y la altura ascendente de las letras minúsculas: en tipografías romanas, la altura de la cabeza es con frecuencia menor que los ascendentes, y casi de manera exclusiva en los tipos serif. La ligadura propuesta por Mathis se convierte en contraproducente, ya sea por la creación de una inconsistencia discordante con el resto del tipo de letra, o forzando el rediseño de todos los tipos de letra utilizados en el símbolo.

El último clavo en el ataúd es que nadie sabe lo que se supone que es la ligadura. No aumenta la legibilidad, no es familiar y, aparte que le da dos caracteres extra para escribir en Twitter, no sirve para nada.

Mientras que se puede comprar un teclado extendido desde la tienda de Android que incluye el nuevo símbolo, la tienda de Apple hasta ahora se ha resistido a los intentos Mathis para lanzar su aplicación.

Este proyecto de vanidad falla porque no se puede dirigir la cultura. La tipografía se ha desarrollado durante muchos cientos, si no miles de años. Si hubo un caso convincente para una ligadura 'Th', su génesis sería evidente en el trabajo previo. El lenguaje es un proceso evolutivo, no revolucionario. El Sr. Mathis habría hecho mejor gastar su cabildeo de $34.000 para elevar el límite de caracteres en su cuenta de Twitter.

Es una gran lección moral para los empresarios en todas partes: el buen diseño resuelve problemas, no los inventos.


Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí

Deja tus comentarios

  1. Publicar comentario como invitado. Regístrate o ingresaa tu cuenta
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación